Esta es la verdad de cómo pierden el tiempo los sacerdotes católicos

Scroll down to content

Siempre he pensado que la vida de un sacerdote es breve, no porque Dios nos llame pronto, sino porque estamos tan ocupados que un día es como un suspiro.

Ayer me la pasé desde las 7 am confesando, creo que en total confesé como unas ocho horas. En cuanto salí de la sacristía y vi a todas esas personas lo primero que pensé fue: “Hoy no voy a desayunar, y creo que ni a comer”, parecía misa de domingo, pero en realidad estaban esperando reconciliarse con Dios.

Me senté a confesar y mientras pasaban las horas me sentía presionado por todas las personas que tenía, me daba pena que estuvieran esperando tanto tiempo y además sabía que vendrían para llevarme a visitar a dos enfermos, luego me buscaría una persona para dirección espiritual… sentía que iban a llegar ya y yo no acababa de confesar, pero afortunadamente alcancé a reconciliar a todos, es más, justo cuando la última persona se puso de pie para irse iban llegando por mí los familiares del enfermito, creo que mi Dios acomodó todo en bien de estas personas que necesitaban su amor, ya que no creo en las coincidencias, sino en las “diocidencias”.

En cuanto acabé hable por teléfono a un amigo que me había llamado y mensajeado varias veces, cuándo le hablé me cuestionó que qué estuve haciendo y fui bien sincero: “Tuve un día muy ajetreado, casi ocho horas confesé, sequé lagrimas y saqué sonrisas”. Y él muy espontáneo me respondió: “Pues lo único productivo fue que te inventaste una rima”.

Pero eso no es todo, después encontré a alguien más y me preguntó cómo había estado mi día y le dije que fue simplemente genial, luego me interrogó por lo que hice y le dije que había estado confesando casi todo el día, visité a dos enfermos y di una dirección espiritual, le expliqué que estaba muy contento porque todos ellos llegaron buscando a Dios y yo traté de ayudarles… pero él igual de espontáneo como el otro me dijo: “Uh, entonces perdiste todo el día, qué pena…” Pero a este sí le respondí: “Pues que manera tan bonita de perder mi tiempo, muchas personas me compartieron su vida, lloraron conmigo, y juntos le pedíamos a Dios que los ayudara, me siento con el alma llena”.

Me sorprendieron mucho sus reacciones, no porque minimizaran lo que hago, sino porque dos personas tan cercanas a mí, que soy sacerdote, en menos de una hora me habían dicho que gastar mi tiempo escuchando, llevando la gracia de Dios y tratando de dar esperanza lo consideraban una pérdida de tiempo.

Afortunadamente para mí fue un día de los mejores de mi vida, de esos que me quiero llevar en el corazón cuando Dios me llame, lo recordaré como el día que “casi me desmayo al ver a tantas personas esperándome, y yo sin desayunar, pero que al final de las casi ocho horas que confesé, sequé lagrimas y saqué sonrisas”.

Al terminar el día, mientras rezaba el Santo Rosario le decía a la Virgen: “Me encanta perder el tiempo de esta forma” y también le di las gracias por todos los sacerdotes que son criticados por sus feligreses porque según ellos solo pierden el tiempo, pero no se dan cuenta de todo el bien que hacen.

Por cierto, sí alcancé a desayunar, una feligresa me llevó unos tamalitos bien ricos y comí muy a gusto con el enfermito y su familia, no cabe duda que Dios me cuida mucho y hasta preve mis comidas.

Padre Sergio

¿Me invitas un café ☕ y un pastel 🍰?

Lo puedes hacer aquí

6 Replies to “Esta es la verdad de cómo pierden el tiempo los sacerdotes católicos”

  1. Que bien padre que Nuestro Senor lo
    Cubrio del Espiritu Santo para que no Dsfayesiera con tantas Almas que necesiraban de el por medio de usted ..Esta vida no es facil pero si muy criticada ojala y sus amigos comprndan mas que la lavor de un Saserdote llamado por Dio es Maravillosa …Felicidades padre Sergio
    Por haber sacrificado su Almuerzo por tantas Sonrisas y Lagrimas Dios me li siga Bendiciendo.
    Att.Norma

    Me gusta

  2. En definitiva es milagrosa Su obra. Y es por eso que el maligno usa a sus amigos de manera ingeniosa para desanimar, pero Dios y Su amor es omnipotente y su corazón, Padre…es el ejemplo de Su bondad infinita, por eso oró a el Eterno por los sacerdotes y que los cuide de todo mal… Dios lo bendiga y sobretodo lo ayude a seguir haciendo Su hermosa labor.

    Me gusta

    1. Hola Padre Sergio. Dios le Bendice.
      Mi nombre es Judith Rodríguez. Y le quiero decir que estoy muy contenta de haberlo conocido aquí en YouTube. Desde que lo conocí, que hace como 2 meses más o menos trato de ponerlo para escuchar las lecturas del día y el Evangelio. Hay Padre Sergio siento mucha alegría cuando lo escucho me parece Usted una persona muy humanitaria. Sabe Padre Sergio a Mí me gusta mucho ayudar a quienes nececitan, y sabe que ÉL Espíritu Santo me toca mucho, siento tan bonito. Ahorita que leí todo esto que hizo Usted en un día, sentí mucha emoción y mientras lo leía sentí como Él Espíritu de Dios me tocó y me puse a llorar como una niña, y le di las gracias a Mi Señor Jesucristo, y le pedí mucho por Usted que lo siga bendiciendo. Ojalá y un día lo pudiera conocer en persona porque me encanta su transparencia, y poder saludarlo. Vivo aquí en California. Esperemos que un día Dios lo traiga para acá a un grupo de Oración. También quiero agradecerle por sus bonitos consejos.
      Dios lo siga Bendiciendo. Hasta luego Padre Sergio.

      Me gusta

  3. La confesión administrada por los sacerdotes es la única manera de salvar el alma de quién se confiesa, de ahí que esta labor sea tan fundamental, para mí, un sacerdote en el confesionario, con la disposición siempre de escuchar nuestros pecados, es un salvador de almas, se convierte en la persona más valiosa para el mundo, es el único camino para llegar a Dios, nuestro señor, padre Sergio, Dios le dé fuerza y muchos años de vida para que siga salvando almas, Dios lo bendiga.

    Me gusta

  4. Saludos padre Sergio desde Australia,lo conoci de casualidad,mirando youtube,y lo veo a ud,y me dije lo voy a escuchar,y ya desde hace unos meses,lo sigo escuchando sus homilias y predicas llegan al Corazon,en 3 ocaciones que yo estube muy apenada Dios a travez de ud,me hablaba,era para no creer,Dios Mio es grandioso,gracias padre Sergio por su tiempo,por su humildad y sencilles,porque llega a toda persona por mas humilde que sea,quien lo esta escuchando,porque habla claro y presiso,y lo que dice llega profundamente a nuestros corazones,Como quisiera que ud viniera para este Pais tan necesitado de Sacerdotes predicadores como ud,que la Santisima Trinidad.y nuestra preciosa Madre de Dios,lo cubran con su Santo Manto de amor..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: